Buenos Ingredientes

Un domingo por la mañana, en la rutina del corredor, es normalmente día de carrera o de entrenamiento. En L’Eliana Running en ocasiones complementamos este día con una buena comida y le añadimos buenos ingredientes: unas pizcas de diversión para darle color, unos litros de cerveza para darle tono y unos puñaditos de risas para darle sabor.

Y ese fue el caso del pasado domingo 13 de abril. Mandiles y fogones, un buen sofrito, pescado fresco, un caldito y fideo cabellín. Una buena fideuà. Y cuando se dice buena, ¡es que es muy buena! Y es que en este club hay gente muy completa: controlan los kilómetros y los placeres del paladar.

Para una tarde perfecta, en esos días de pascua, tampoco podía faltar la coca de llanda, el pan quemao y la torta de manzana. Lo imprescindible estuvo: las ganas de pasarlo bien y de reunirse por un motivo común: la pasión por un deporte que nos enriquece. Fue la ocasión perfecta para encontrarse con compañeros y con nuevos novatos como ésta, la que escribe.

Una gran comida que hay que agradecer también a los camareros del Bar Polideportivo, a Vicente Landia por su allioli, a los cocineros a las órdenes de Rafa, al esfuerzo de Willy y su equipo con las clochinas, y a todos los que allí estaban (y también a los que no pudieron asistir, pero que no perdieron detalle del evento), por hacer que no podamos esperar más tiempo para la próxima ocasión.

Porque lo importante, como en el deporte, es no perder las buenas costumbres, y más con buenos ingredientes.

 

 

  • Share post

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *